TIPS DE LIMPIEZA PARA BALDOSAS Y AZULEJOS

October 31st, 2015 by calfonso Responder/Reply »

Las baldosas y azulejos son un área del baño que más puede llegar a ensuciarse, ocasionando un mal aspecto e incluso la propagación de enfermedades. A simple vista limpiarlos podría parecer una tarea muy pesada, sin embargo, si se realizan pequeñas acciones por lo menos una vez a la semana, evitarás la acumulación de manchas y moho difíciles de remover.

Mantenimiento semanal:

  • Una vez a la semana, deberás quitar el exceso de polvo y mugre, con una escoba o si quieres hacerlo más de modo más minucioso puedes usar una aspiradora.
  • En segundo lugar, llena una cubeta de agua caliente, añade jabón líquido para baños y superficies y utiliza una esponja para tallar en círculos a lo largo de toda la superficie. Pon especial empeño en los lugares donde hay manchas difíciles.

 

Limpieza a profundidad:

Te sugerimos que una vez al mes dediques un día para limpiar a profundidad tus azulejos. Lo primero será ventilar adecuadamente el lugar, para que la humedad salga más rápido. Recuerda también que utilizarás productos químicos, por lo que necesitarás un par de guantes y lentes de protección. No es recomendable que los niños se acerquen al área, durante el proceso.

  • El primer paso será quitar la grasa acumulada. Aunque no lo creas, los productos de limpieza e incluso nuestra grasa corporal forman con el paso del tiempo una capa en azulejos, baldosas y platos de ducha. La mejor manera para removerla, será preparar una solución de medio litro de agua con dos cucharadas de amoniaco y aplicarla con una esponja húmeda en paredes y pisos. Posteriormente seca con un paño limpio. No es necesario enjuagar.

 

  • Una vez removida la grasa, puedes proceder a desinfectar. Para ello necesitas mezclar dentro de un atomizador, un cuarto de litro de legía con medio de agua. Rocía en la zona y talla con una esponja. Finalmente seca.

Esta medida ayudará a matar hongos y bacterias albergadas en tu baño

  • Para finalizar, habrá que quitar la cal y el sarro pegados. Esto lo harás con ayuda de medio litro de agua fría y medio de vinagre. El proceso es el mismo. Se aplica en la loza con una esponja, se deja reposar durante 5 minutos, se retira y se seca el área.

 

El mejor remedio: la prevención.

Para evitar batallar durante horas tallando difíciles manchas, lo ideal será tomar algunas medidas preventivas.

  • Recuerda ventilar perfectamente tu baño, al finalizar la ducha, para que todo el vapor y la humedad salgan. El aire fresco y la luz natural te ayudarán a evitar la formación de hongos.
  • En caso de no contar con una ventana, lo recomendable es instalar un extractor de aire o un ambientador de baño. Esto además te ayudará a eliminar los malos olores.
  • Si detectas una fuga de agua en la grifería, soluciónalo tan pronto como te sea posible, para evitar que se llene de cal y hongos.

Un baño limpio es sinónimo de higiene para toda la familia.


.